Una correcta separación de residuos es clave para que pueda realizarse con éxito el reciclaje en las plantas de tratamiento.