Categorías
Astrología y horóscopo

Zona Infinito 15 – Las Profecías – Pedro Romaniuk

Programa de tv emitido alrededor del año 2000

Zona Infinito 15 – Las Profecías – Pedro Romaniuk

Categorías
Astrología y horóscopo

Claudia Azicri

Categorías
Astrología y horóscopo

La edad según el Tarot

La edad según el Tarot. El Tarot no sólo sirve para ayudar a tomar decisiones o sugerir significados a nuestras experiencias sino que también revela el mapa de nuestra vida. Cada uno de los arcanos representa un período de cuatro años. Encuentra el tuyo y reconoce su mensaje.

De 0 a 4 años
Regido por el número 1: El Mago
Significado de la carta: Inicio, entusiasmo pues se vive la vida sintiendo que los hechos coinciden con las propias ilusiones. Alegría, comienzos que emocionan.
Etapa marcada por los principios: hablar, caminar, manifestar el “yo”. Prima la exaltación y el impulso para descubrirse. Conciencia autoreferenciada: “uno es el mundo”.

De 4 a 8 años
Regido por el número 2: La Papisa
Significado de la carta: Presencia de energía femenina y familiar que protege, exacerba el sentir más allá de la lógica racional, propone confiar en la intuición y a dar tiempo a los procesos.
Período de reconocimiento de entornos afectivos, se descubre la matriz familiar, se entiende que “previo” al propio nacimiento ya existían los otros. Lo emocional se pone a prueba con el inicio de la escolaridad.

De 8 a 12 años
Regido por el número 3: La Emperatriz
Significado de la carta: Valoración de los gustos y situaciones que dan placer, se exacerba el disfrute corporal y la confianza en la propia creatividad.
Etapa de discriminarse de la familia y comenzar a desarrollar los propios gustos, despertar del cuerpo que sugiere la inminente sexualidad. Pre-adolescencia.

De 12 a 16 años
Regido por el número 4: El Emperador
Significado de la carta: Valoración de la estructura, el orden, el método seguro y la responsabilidad.
Período donde aún se debe responder a normas sólidas y claras, todavía se va al colegio y se está bajo las reglas parentales. Surgen las apetencias de independencia y se revela la obediencia o la rebeldía para aceptar las pautas de autoridades familiares o escolares.

De 16 a 20 años
Regido por el número 5: El Papa
Significado de la carta: Crisis de lo que se creía seguro, necesidad de superar lo pautado, miedo a crecer. Aparición de una nueva potencia que atemoriza; el propio poder, el dinero y el sexo.
Período para fortalecerse y abrirse al mundo más allá de la familia. Enfrentarse a la propia potencia, crisis vocacional, iniciación y miedos en ámbitos económicos, vinculares y sexuales.

De 20 a 24 años
Regido por el número 6: Los Amantes
Significado de la carta: Simboliza la necesidad de abrir la mente, aceptar las propias contradicciones, no apresurarse a decidir, tolerar ambivalencias y jugar con las opciones.
Período de apertura, para animarse a investigar y conocer nuevas opciones, oportunidad para jugar con las diversidades de la vida, enamorarse y explorar, aventurarse a una nueva vida.

De 24 a 28 años
Regido por el número 7: El Carro
Significado de la carta: Anuncia la necesidad de arriesgarse, ser valiente para encarar con independencia lo que se pregunta, coraje personal y potencia para iniciar un camino más autónomo.
Época de independencia, será necesario tomar decisiones aunque impliquen riesgos: independizarse, vivir solo o en pareja, proyectar la propia familia y los hijos, asumir la independencia económica, dejar de esperar que los padres solucionen lo que uno no alcanza.

De 28 a 32 años
Regido por el número 8: La Justicia
Significado de la carta: Anuncia un reordenamiento de excesos pasados para continuar más maduro y liviano. Propone hacerse cargo y purificar las exuberancias egoicas.
Tiempos de máximos esfuerzos y exigencias laborales y familiares. Lo soñado puede parecer exigente y se evita o descubrimos que logramos lo soñado pero igual resulta exigido o no parece ser suficiente obligando a re-evaluar deseos y fantasías.

De 32 a 36 años
Regido por el número 9: El Ermitaño
Significado de la carta: Anuncia la necesidad de una búsqueda más profunda, ir hacia lo esencial para redescubrir el ser espiritual que nos habita. Necesidad de aislamiento e introspección.
Período de soledad, los pares están al igual que uno, sosteniendo logros familiares y laborales, inicio de una búsqueda más trascendente, espiritual o terapéutica.

De 36 a 40 años
Regido por el número 10: La Rueda
Significado de la carta: Anuncia un cambio, un giro de 180 grados con nuevos y mejores comienzos. Crecimiento y expansión.
Edad asociada a grandes cambios: “la vida empieza a los 40”, conciencia de finitud que da inicio a un nuevo ciclo donde se va en búsqueda de lo no aún logrado tanto en el amor como en la profesión. Se “tira la chancleta” o surge la posibilidad de iniciar proyectos genuinos y creativos.

De 40 a 44 años
Regido por el número 11: La Fuerza
Significado de la carta: Anuncia ponerse de pie con las muchas herramientas personales que se han logrado. Madurez emocional junto a un cuerpo vital sugieren buenas herramientas para actuar.
Período de compromiso con lo elegido en la etapa anterior, potencia corporal y gran madurez para hacerse cargo de la propia felicidad dejando de echar culpas a otros.

De 44 a 48 años
Regido por el número 12: El Colgado
Significado de la carta: Detención, las cosas no suceden como se esperaba, tiempo de sacrificio o de sacro-oficio. Nueva percepción de la vida, donde el ego corporal ya no será preponderante.
Período de cambio de conciencia, ya no se desean las mismas cosas. Se valora la sabiduría y la compasión, nos corremos de la necesidad de ser el más bello o el mas exitoso, si se resiste, comienzan la sensación de no valoración social, la lucha contra el inminente decaimiento corporal.

De 48 a 52 años
Regido por el número 13: La Muerte
Significado de la carta: Anuncia cambios con dolor, pide trabajar el desapego y dejar partir.
Período donde se muere a quien se creía ser, se minimizan los tiempos dedicados a los propios hijos y los propios padres comienzan a partir. Época de duelos y cambios radicales en hábitos y ocupaciones diarias. Suele ser sincrónico con la menopausia en las mujeres.

De 52 a 56 años
Regido por el número 14: La Templanza
Significado de la carta: Resurrección, capacidad de percibir y confiar en un orden sagrado, más allá de la propia voluntad, entregarse a designios que superan a los del propio ego.
Período de compromisos desde el corazón, necesidad de alivianar la aprobación social o familiar para ser fiel a lo que da genuina alegría. Comienza a priorizarse actividades y vínculos que otorguen liberación y genuino disfrute: suelen aparecen los primeros nietos.

De 56 a 60 años
Regido por el número 15: El Diablo
Significado de la carta: Encuentro con la propia sombra. Exacerbación de los miedos sobre la propia supervivencia económica y vital. Tomar conciencia del manejo material.
Período para descubrir lo que ser recibió de la vida. La presencia (o ausencia) de reconocimientos sociales y logros económicos son pruebas del –buen o mal- manejo de la propia potencia. Se exacerban miedos y las contradicciones para soltar el control y el liderazgo.

De 60 a 64 años
Regido por el número 16: La Torre
Significado de la carta: Anuncia un golpe liberador, cuanto más apego y miedo más destruye, cuanto más se suelta y se confía, más libera.
Tiempo para animarse a soltar responsabilidades y exigencias laborales y/o familiares. Es oportuno reciclar la energía dedicada a ser padres o a tener éxitos sociales, desapegarse del esfuerzo de lo conseguido y liberarse hacia proyectos genuinos, creativos y liberadores.

De 64 a 68 años
Regido por el número 17: La Estrella
Significado de la carta: Desapego de la posesividad material y afectiva. Capacidad de entrega y de fluidez. Importancia de amigos y grupos pues aportan creatividad.
Tiempo de compartir logros, de confiar en que otros recrearan lo propio de manera más creativa, tanto en la familia como en el trabajo. Soltar el control para que la creatividad personal se disemine por los otros y mejoren la propia experiencia.

De 68 a 72 años
Regido por el número 18: La Luna
Significado de la carta: Tomar contacto con la matrix, la matriz humana que condiciona con sus miedos hechizantes, tiempo para reconocerlos y liberarse o quedar pegado al propio mundo de aprensiones.
Período donde suelen minimizarse los reconocimientos sociales o los requerimientos familiares para enfrentarnos con nosotros mismos. Es necesario abandonar el miedo a la pérdida, superar la fantasía de control o de negación de la muerte, peligro de quedar atrapado en el pánico de la vejez, sabiduría y desapego o padecimiento de un verdadero tren fantasma emocional.

De 72 a 76 años
Regido por el número 19: El Sol
Significado de la carta: Vitalidad y alegría, la vida es para vivirla, confianza y creatividad en cada momento.
Si se superó la carta anterior, este período de vida propone disfrutar y no hacerse problemas pues todo ya se ha hecho. Es tiempo para comprender un nuevo camino espiritual que priorice la conciencia del aquí y ahora.

De 76 a 80 años
Regido por el número 20: El Juicio
Significado de la carta: Anuncia un tiempo de compromiso, de nueva conciencia, pide despertar y “dejar de estar muerto en vida”.
Este período puede ser vivido desde una sabiduría verdadera que prioriza el legado que se dejará a los otros. Tomar conciencia de que uno ya no es tan significativo, lo importante está en la buena distribución hacia el futuro, en la buena siembra de semillas que sigan con el propio legado económico o ideológico. O, por el contrario, quedar “muerto en vida”, sintiendo que a nadie le importe.

De 80 a 84 años
Regido por el número 21: El Mundo
Significado de la carta: Anuncia gran capacidad para aprovechar de todo lo que existe aquí y ahora.
Período donde más que nunca es oportuna la frase “no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”. Sacar provecho de cada posibilidad presente pues no se sabe cuánto futuro habrá. El Tarot sugiere que a esta edad se debería haber alcanzado una conciencia que permita vivir como se debería haber vivido siempre: el presente es todo lo que hay. Superar condicionamientos y temores pasados y no postergar para el futuro.
Beatriz Leveratto

Categorías
Astrología y horóscopo

Cómo se enojan según los signos del zodíaco

Según los signos del zodíaco cada persona suele reaccionar de manera muy distinta a la hora de enojarse.

Los de Escorpio son los más irritables.

Aries
Uno de los signos del zodíaco más quisquilloso e irritable, cuando algo le desagrada, sus gritos se escuchan hasta aturdir. Son gritos de guerra. En algunos casos puede haber un puñetazo o bofetada. Pero su gran cólera pasa pronto. Hay que esperar que se calme.

Tauro
Suele ser calmo hasta que lo sacan de sus casillas. Cuando se desborda es un toro terrible: desata su furia animal y arremete sin mirar consecuencias. Apasionado y rencoroso, queda bajo el impacto de la pelea mucho tiempo.

Géminis
Entra a menudo en pleitos, provocaciones, críticas e ironías. Es uno de los signos del zodíaco que se caracteriza por su agresividad es verbal. El enojo hace que busque más y mejores argumentos. Puede ser cruel. La furia se le pasa pronto. Si ha vencido toma una actitud despectiva.

Ver también: Las Caries dentales se pueden sanar de forma NATURAL!

Cáncer
Discute brevemente y se ofende, encerrándose en su caparazón. Puede estar sin hablar con quien ha peleado por días o semanas. Siempre hay detrás de su posición o ideas un sentimiento que lo mueve. Los moviliza la violación a su confianza. Son tolerantes pero cuando dicen basta, difícilmente haya vuelta atrás, salvo si reciben un perdón que consideren sincero.

Leo
Muy irritable. Todo lo que ponga en duda su autoridad o dignidad personal provoca la reacción del rey de la selva. No se detiene hasta lograr que se lo reconozca. Es combativo e incansable. En los signos del zodíaco es un enemigo temible.

Virgo
Trata de controlar sus reacciones. Si algo lo molesta, traga saliva y comienza a razonar con el otro. Si no logra convencerlo, ataca verbalmente. La crítica puede ser insoportable y demoledora. Puede reaccionar impulsivamente.

Libra
Rara vez muestra su enojo y no es de pelear. Su camino es la diplomacia. Nunca se sabe si algo le molesta. Sus reacciones impulsivas duran instantes y se restablece con una sonrisa. Evita los conflictos a cualquier costo.

Escorpio
De los signos del zodíaco el más irritable y guerrero. Cuando se enoja es destructivo. Tiene una fuerza de ataque arrolladora. Utiliza frases hirientes y punzantes; conoce los puntos débiles del otro. No se detiene. Es rencoroso.

Sagitario
Tiene gran fuerza, potencia y un yo muy fuerte que quiere imponer. Si puede evita la violencia física. Se enoja muy rápido pero también enseguida se calma. Tiene reacciones de “leche hervida”. No guarda rencor.

Capricornio
De lo signos del zodíaco son las personas más prudentes y contenidas, es difícil verlas enojadas. Pero cuando lo hace, hay que cuidarse. Más que por emociones, se enoja por intereses. Se retrae y premedita su acción. Es frío y calculador. Puede ser huraño y malhumorado.

Acuario
Pocas cosas lo hacen enojar. Una es que le quieran cortar su libertad. Otra la estupidez humana. La tercera la deslealtad. Argumenta furibundo. Nunca se entrega totalmente a la cólera. A veces se aparta sin intervenir.
Piscis

Hay dos tipos de piscianos. Uno, de cóleras terribles. Otro que no manifiesta su enojo. Ambos se ofenden con facilidad pero casi nunca tienen una reacción agresiva física. Puede retraerse o abatirse, responder impulsivamente o estallar en lágrimas, quedar confundido o desestabilizado. No es rencoroso pero se siente víctima
Artículo: Cómo se enojan según los signos del zodíaco.