¿Por qué nos cuesta tanto perdonar y perdonarnos?

Muchas veces nos cuesta perdonar a los demás pero siempre es más difícil perdonarse a uno mismo, pero cuando logramos perdonarnos a nosotros mismos estamos sanandonos y eso es un mimo para al alma para al ser. El perdón es una decisión, una actitud, un proceso y una forma de vida. Es algo que ofrecemos a otras personas y algo que aceptamos para nosotros

Publicidad

De nada sirve ir por la vida orgullosos de ser y saber lo que somos, si nuestro rencor sigue creciendo cada vez más, si el comportamiento de alguien nos sigue recordando nuestras relaciones no sanadas. ¿De qué nos sirve conocernos a nosotros mismos, si lo usamos para avivar el odio que tenemos?

Sé que nos es muy difícil pasar por alto la herida que alguien nos ha infligido. Pero el perdón no es olvido, es simplemente soltar la herida. No es algo que damos a otros sino a nosotros mismos.

El perdón nos enseña que podemos estar en desacuerdo con alguien sin retirarle el cariño y respeto. Nos lleva más allá de los temores y mecanismos de supervivencia propio de nuestro condicionamiento, hacia una visión valiente de la verdad que nos ofrece un nuevo campo de elección y libertad, en donde podemos descansar de nuestras luchas.

Nos guía hacia donde la paz no es desconocida y nos da la posibilidad de saber cual es nuestra fortaleza.
Te invito a que escuches este programa y espero que te sirva y te acompañe en el proceso del perdón.
Namaste!

Sumate a nuestras redes sociales para que puedas estar al tanto de nuestros últimos artículos y videos. Muchas gracias Ayúdanos a seguir creciendo y difundiendo este mensaje compartiendo este video con tus amigos.

Publicidad