De dolor de mandíbula al síndrome de boca seca: 5 señales de alarma que da el cuerpo al despertarse

Un buen descanso es sinónimo de un buen día. Un índice para poder medir qué tan efectivas fueron las horas de sueño ocurre al momento de despertar. A qué hay que prestar atención

0
158

Dormir bien es una de las necesidades más importantes para el ser humano. Pero descansar es mucho más que conciliar el sueño, la clave pasa por la calidad de las horas que duerme cada individuo.

Un indicador de un buen descanso es el momento de despertar. Y es que finalizado el descanso, si todo sale bien, la persona se debería sentir con energía. Sin embargo, en muchos casos ocurre lo contrario y el cuerpo emite señales de alarma.

Dolor en la mandíbula, en el cuello o en la cara

Uno de los indicadores más frecuentes al despertar es el dolor de mandíbula. Esta podría ser una señal de que la persona puede estar atravesando un cuadro de bruxismo sin saberlo. “El bruxismo es una parafunción que depende del sistema nervioso central, relacionado con factores como la tensión, el estrés o qué alimentos se consumieron la noche anterior. Es muy común que cuando uno se levante tenga un dolor generalizado en los dientes, contractura en la cara, el cuello y la espalda”, dijo a Infobae la odontóloga Florencia Soria (MN 29444).

De acuerdo a la profesional, el dolor no se centra en un diente puntual y generalmente se ubica en el lado contrario del que apoya la cara en la almohada. “Cuando el bruxismo avanza, ocasiona un desgaste en los dientes y luego continúa en la dentina, que es la siguiente capa del diente. También la persona notará un aumento de sensibilidad y puede que por el apretamiento progresivo el esmalte se vaya desprendiendo”, comentó Soria.

La profesional explicó que es vital que la persona acuda a un especialista ante la duda: “Es importante así se puede avanzar con una placa de descanso nocturno. Además, seguramente le recomendará hacer alguna actividad física para relajar los músculos, o a ir a un osteópata para relajar la zona”.

Garganta seca

Uno de los escenarios más comunes entre los individuos, es el de despertar con la boca seca. “La realidad es que el síntoma de boca seca está relacionado en un principio con la respiración bucal nocturna, algo que en muchas personas no funciona bien. Y es que nuestro organismo está preparado para en las noches respirar por la nariz. Cuando el aire ingresa por la boca reseca la mucosa y eso provoca esa sequedad extrema”, explicó a Infobae Federico Sala, médico otorrinolaringólogo del servicio del Hospital Italiano (MN 120121).

De acuerdo al profesional, las causas pueden variar, pero las más comunes van desde la insuficiencia nasal, aquellos pacientes que roncan, hasta el uso del aire acondicionado durante toda la noche: “Otra entidad que puede darnos sequedad de garganta es la enfermedad por reflujo nocturno que provoca la suba del ácido estomacal al esófago. Esto llega a la garganta, se mantiene y la daña”.

Otro de los motivos para tener la boca seca, según el profesional, puede llegar a ser la falta de hidratación en general: “A aquellos pacientes que padezcan este síndrome de forma recurrente les aconsejamos tener una botella de agua al lado. Lo cierto es que una buena hidratación es uno de los factores más importantes para la salud bucal”.

Cansancio

A pesar de que una persona destine 6, 7, u 11 horas de descanso, si no es de buena calidad probablemente no se haya descansado adecuadamente. De acuerdo a Gabriel Lapman, médico cardiólogo y nefrólogo del Sanatorio Modelo de Caseros (MN 119066), dormir está asociado a la prevención de distintas causas de mortalidad. “Hay que tener al menos entre siete y ocho horas de sueño todas las noches. El descanso es muy importante para prevenir las enfermedades pero no debe ser un descanso que supere las nueve horas”, apuntó a Infobae Lapman.

Contracturas matutinas

Dormir una cierta cantidad de horas al día no basta para sentirse bien. Llevarlo a cabo de la forma correcta es vital para que el organismo se llene de energía y responda positivamente en todas las actividades diarias. La postura, en este caso, afecta directamente al sueño y a cómo una persona se siente a la mañana siguiente.

De este modo uno de los grandes escenarios que ocurren al despertar son las contracturas que pueden ocurrir en diferentes partes del cuerpo y que pueden estar relacionadas con distintas causas. La que se asocia con mayor frecuencia es la del uso de la almohada errónea. También la persona suele tener una postura que contribuye a un fuerte dolor en la zona lumbar.

Dolor en los brazos

De la mano de las contracturas en el cuerpo, se encuentra una de las situaciones que también es muy común en las personas: el hormigueo que recorre el antebrazo hasta la mano. Parecido a la sensación de adormecimiento y cosquilleo, se llama parestesia, y suele afectar a los brazos, las manos, las piernas y los pies. Si ocurre habitualmente, el profesional debe indagar hasta dar con la causa. La más común es la presión del nervio mediano a la altura de la muñeca que se conoce como túnel carpeano.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí