¿Querés aprender a reciclar? Aquí te lo enseñamos

Publicidad

Una correcta separación de residuos es clave para que pueda realizarse con éxito el reciclaje en las plantas de tratamiento

Contenedor gris: residuos orgánicos y basura general.

Es el contenedor que se emplea, por desgracia, como cajón desastre, donde van todos los residuos que no sabemos dónde hay que arrojar. Este contenedor está pensado para que se tiren en él los restos de alimentos, el papel de cocina, las servilletas y el corcho de los envases. Es decir, los elementos orgánicos o aquellos de material papel que están muy sucios por el uso. Así pues, no pueden arrojarse en este tipo de contenedor papel, cartón, latas, envases de productos tóxicos, pilas, restos de medicamentos, muebles o aparatos eléctricos.

Contenedor verde: el destino de las botellas.

El contenedor verde fue uno de los primeros dedicados al reciclaje que apareció en las aceras gaditanas. Sin embargo, todavía son muchos los ciudadanos que no sabes utilizarlo correctamente y piensan que puede almacenar toda clase de cristales. Deben ir en su interior botellas vacías, tarros de cristal y otros recipientes de vidrio. Y es tan importante como lo anterior saber lo que no debe ir. Así, está prohibido para los amantes del medio ambiente arrojar cristales rotos, de ventanas o espejos, bombillas y fluorescentes, y tarros y recipientes de cerámica. Es importante recordar que las botellas deben ir sin tapón y sin las etiquetas.

Contenedor amarillo: envases que estén limpios

El contenedor amarillo tiene la maldición de recibir muchos residuos que han estado en contacto con elementos orgánicos, sin ser éste el destino de este tipo de desechos.
En el contenedor amarillo van las latas, bricks, envases y embalajes, de plástico, bolsas de plástico, papel de aluminio, tapas y tapones metálicos y de plástico y bandejas de porexpán (es decir, las de corcho blanco). Sin embargo, no deben tirarse nunca ahí envases que han contenido productos tóxicos, caucho y gomas (que deben ir al punto limpio), así como los envases llenos y aerosoles.

Contenedor azul: papeles y cartones con cuidado.

El contenedor azul sufre el mismo problema que el amarillo. Hasta él llegan en muchos casos papeles con restos orgánicos, lo que hace imposible la recuperación y, lo que es peor, puede contaminar el resto. Deben, pues, depositarse en el contenedor azul todo tipo de papel usado, (periódicos, revistas, papel de oficina, impresos…), embalajes y cajas de cartón y papel de regalo. Sin embargo, hay que tener cuidado y evitar papeles y cartones sucios, especialmente si se han ensuciado con aceite o restos de comida o pintura, así como pañuelos de papel, papel de aluminio, bricks, papel cebolla, de fax térmico y plastificado.

Color rojo reciclaje (desechos peligrosos):

Los contenedores rojos de reciclaje, aunque poco habituales, son muy útiles y uno de los que evitan una mayor contaminación ambiental. Podemos considerarlos para almacenar desechos peligrosos como baterias, pilas, insecticidas, aceites, aerosoles, o productos tecnológicos. Dependiendo de cada zona, podemos encontrar adicionalmente algunos contenedores específicos para este tipo de materiales.

Los más comunes son los contenedores de pilas que se encuentran en todo tipo de marquesinas o mobiliario urbano de algunas ciudades. En caso de tener dudas o no tener un contenedor de estas características cerca, deberemos contactar con nuestro ayuntamiento para que nos de las indicaciones correctas.
Artículo: ¿Querés aprender a reciclar? Aquí te lo enseñamos

Publicidad
Somos un portal de noticias cuyas temáticas principales son: la salud física, mental, espiritual, el arte, la cultura, la política, el voluntariado, la permacultura, la ecología, la ciencia, entre otras. Nos proponemos ser un espacio transdisciplinario y participativo para difundir conocimientos, investigar, facilitar la vivencia y reflexión sobre los nuevos paradigmas y caminos de búsqueda hacia una visión más integral del ser humano. Queremos brindar herramientas y recursos para profundizar el proceso de transformación. Bienvenidos a Tiempo Consciente.